domingo, 22 de septiembre de 2013

BOSQUE DE CEDROS...

Hola amigos

Hace tiempo que me rondaba la idea  de hacer un bosque por lo que hice una visita a un vivero forestal en busca de algunos plantones. Iba buscando sabinas o álamos pues durante este verano pasaron a mejor vida unos cuantos plantones que tenía destinados a este fin. El caso es que lo que encontré fueron unos cedros canarios. 

Había leído en este  foro que era una especie fascinante con unas caracteristicas muy interesantes para el bonsai.  Aunque se conoce como "cedro canario" no estamos ante un auténtico cedro sino ante una variante de los enebros europeos (Juniperus oxycedrus) con los que está muy relacionado. 

El cedro canario o Juniperus cedrus es un endemismo macaronésico que vive en Canarias y en la isla de Madeira. Se trata de un arbusto o árbol de hasta 15 m, con ramas más o menos colgantes, hojas aciculares, planas y conos globosos axilares, de color marrón rojizo al madurar. Es muy resistente y requiere exposición soleada, por lo que en principio debe adaptarse sin problemas a mi jardín.




Este árbol es propio de las comunidades del bosque termófilo, monteverde, pinar y alta montaña, siendo de las pocas especies arbóreas que soportan las duras condiciones de la alta montaña canaria, tanto en verano como en invierno.  Los cedros femeninos originan frutos (conocidos como arcéstidas) esféricos, normalmentes colgantes, de color marrón-rojizo en la madurez (maduración que se alcanza unos 20 meses después de la floración), de aproximadamente 1 cm. de diámetro. Cada fruto contiene un número variable de semillas, que necesitan pasar por el tracto intestinal de aves como el cuervo o la chova, o de un tratamiento químico para que germinen nuevos plantones.

Es un árbol que alcanza gran longevidad y es de crecimiento relativamente lento, al igual que su pariente natural en las islas, la sabina. Por su apreciada madera, de consistencia compacta, ligera y aromática ha sido fuertemente talado, por lo que gran parte de los ejemplares que se pueden observar hoy en día de manera natural se encuentran refugiados en riscos inaccesibles de la zona de cumbres de las islas donde habita, Tenerife, La Palma y en menor medida Gran Canaria y se incluye en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias, como en peligro de extinción. 

Después de este rollo, al lío...

No encontré ninguna maceta ovalada que se adaptase a este proyecto y encontré esta bandeja blanca de melamina (espero que resista al sol)  que en principio me podía servir. En esta ocasión he contado con la inestimable ayuda de mi padre, que es mucho más hábil que yo con las manos. El la lijó, la pintó y le hizo los agujeros con el taladro en el fondo de la maceta.




Esta vez volvía a usar mi mezcla habitual de picón y tierra vegetal al 50%. Si va bien para las sabinas seguro que va bien con los cedros... 

Entre los dos fuimos colocando los plantones al tiempo que los sujetábamos con alambres...




Según la tradición japonesa y para respetar la armonía y las proporciones de la naturaleza se debe disponer un número impar de árboles y en todo caso superior a cinco.  Aunque me traje once, en la bandeja sólo había hueco para siete...

Una vez acabada la disposición de los plantones, una rociada para asentar el substrato...



Y así quedó...  



Evidentemente es un humilde proyecto a muy largo plazo pero me hacía mucha ilusión hacer un bosque y además éste siempre me recordará una fantástica  tarde de bonsai en compañía de mi padre.

Saludos

15 comentarios:

  1. Hola Ishi,
    Veo que te has animado con un bosque. Muy bonito te ha quedado.
    Si puedes plantar musgo en la superficie dará más apariencia de bosque, aunque no sé si podrás encontrar musgo en tu tierra, y sobre todo, si podrás mantenerlo verde en Canarias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos. Muchas gracias por tu opinión. Desde que en tu entrada sobre el bosque de thujas animabas a los novatos a hacer un bosque con los plantones me sentí aludido. En cuanto a lo del musgo, me imagino que sí podré conseguirlo pero no creo que sea compatible con el picón que uso de substrato ni con nuestro clima. El musgo no deja escapar la humedad y el picón absorbe humedad durante la noche y la libera durante el día. Veremos que tal se me da.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola Ishi,
    Bontio proyecto, espero que lo veas evolucionar y crecer durante muchos años.Ya solo que te recuerde al trabajo compartido con tu padre merecerá la pena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniel. Muchas gracias. Me lo planteo como un proyecto a muy largo plazo y la verdad es que disfruté mucho con mi padre. Es la primera vez que hago algo con él y la verdad es que estaba entusiasmado.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Por ahora solo es un grupo de plantoncillos, pero dentro de unos años seguro que no te querrás desprender de el por nada del mundo. Cuida bien de ese bosque, espero que te dure toda la vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, carlos. Efectivamente todavía no es más que un grupo de plantones pero voy a cuidadarlo y mimarlo con mucho cariño.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Muy bonito ha quedado. Como te dicen los compañeros, ahora lo ves como un proyecto, pero dentro de poco ya no te querrás deshacer de él. También está muy bien que se trate de una especie bien adaptada a tu clima, pues así será mucho más resistente y necesitará menos cuidados que otras foráneas.
    Enhorabuena por un buen trabajo. Un abrazo. César.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, César. Esa es la intención, que dure. Aunque los cedros estén adaptados al clima canario, también es verdad que suelen estar en alta montaña, entre los 1.500 y 2.000 mts de altitud y mi casa está a 500 mts sobre el nivel del mar y orientada al Norte. Aún así, confío en que se adapte bien. De momento, se está aclimatando.
      Muchas gracias, una vez más.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Genial, de eso se trata, de disfrutar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Keisha. La verdad es que he disfrutado mucho. Yo sé que no pasa de ser un humilde proyecto, pero todos los días antes de salir al trabajo le echo un vistazo y cuando llego a casa entro por el jardín para mirarlo.

      Eliminar
  6. Si lo miras pensando en el futuro, te lo puedes imaginar muy bonito, pero hubieses adelantado ese futuro si los hubieses cultivado de forma individual pensando en sus diferentes tamaños y en un par de añitos hubieses hecho el bosque, pero como esto es un entretenimiento y tu te lo has pasado bien haciéndolo, el objetivo está casi cumplido. Ya nos dirás como evoluciona.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Martín. está claro que tenía que haberlo hecho como tú dices pero sabes que la paciencia no es mi fuerte y necesitaba hacer algo nuevo ya. Disfrutar lo he disfrutado y eso es al final de lo que se trata. Veremos como evoluciona.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Hola Ishi, estoy de acuerdo con el comentario que te hace Martín, aún así felicidades... Veo una gran evolución en tus proyectos e inquietudes con respecto a los proyectos del año pasado, sin duda vas por muy buen camino...

    Una brazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fran. Hasta yo estoy de acuerdo con el comentario de Martín... Intento evolucionar y hacer proyectos mayores. Me alegra mucho que aprecies la evolución. Te lo agradezco.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Me da la sensación que ese bosque será uno de tus bonsáis preferidos, porque estos arbolillos no solamente nos gustan por cómo son, sino por las experiencias que vivimos trabajándolos, y haberlo plantado junto a tu padre creo que será algo por lo que le tendrás a ese bosque un cariño especial... Venga, a darle muchos mimos y mucha caña... un saludo, hasta luego.

    ResponderEliminar