jueves, 7 de noviembre de 2013

ANTES Y DESPUÉS DEL FICUS DE PILAR...

Hola amigos.

¿Recuerdan el ficus de Pilar? Estaba en un estado lamentable, perdía hojas y no había recibido suficientes cuidados durante los últimos años. Su propietaria por miedo a perderlo decidió a finales de agosto llevarlo al Centro de Bonsai El Valle, en Teror, donde J.J.Montes lo trató de urgencia.

 Así estaba cuando llegó...


Pues bien, este pasado fin de semana fuimos a recogerlo. Cuesta creer pero la "clínica" de bonsais de J.J.Montes es milagrosa. Ya en el invernadero, lo trató contra los nemátodos, lo alambró, le bajó las ramas para equilibrarlo y lo regó abundantemente durante todo este tiempo.

Tengo que volver a pedir disculpas pues no llevávamos cámara fotográfica y las fotos las hice desde mi teléfono móvil.

J.J. Montes dándole los últimos retoques...


Solamente con el color de las hojas se aprecia la mejoría...


 Había que ver la cara de Pilar cuando lo vió acabado. Era la viva imagen de la alegría.



Es increíble el cambio que experimentó el ficus en apenas dos meses...Personalmente creo que el ficus, entre otras cosas, tenía sed. El riego durante los últimos tiempos había sido a todas luces insuficiente. J.J. le ha proporcionado los cuidados adecuados y le ha dado una segunda oportunidad. A aprovecharla...

Saludos




15 comentarios:

  1. Hola Ishi,
    me alegro de que le haya ido bien al ficus de Pilar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, ha revivido!
    Un abrazo Ishi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de que manera... Muchas gracias, Daniel.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Revivido al 100 por 100. No me extraña que la propietaria estuviese contenta.
    Un abrazo. César.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, César. No fuimos conscientes de lo mal que estaba hasta que lo recogimos. Yo también me alegré mucho por Pilar pues sé lo importante que es este ficus para ella.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. antonio lo primero en bonsai es el cultivo.me alegro de que el ficus experimentara ese cambio,ahora ye se puede disfrutar del arbol.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Madera. Efectivamente, lo primero es mantenerlo vivo. Estando como está plantado en akadama y picón, y aquí en Canarias, necesita riego frecuente. El ficus ha empezado una segunda vida.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Menudo cambio ha pegado, como un Ave Fénix renace de las cenizas.

    Un cultivo de 10

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Roberto. ¿a qué parece otro? Ahora si que está fuerte y sano. El cambio ha sido espectacular.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Me alegro de que fuese bien, ahora hay que intentar no tener los mismos errores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carlos. He de reconocer que parte de la culpa es mía pues estuvo esperando casi tres meses por mí y con el verano de por medio se descuidó el riego, pero seguro que no volverá a pasar.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. A pesar de ser un planta muy fuerte, si no se tienen los mínimos cuidados...pasa lo que pasa, aunque para eso están las manos expertas del amigo Juan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Martín. Este ficus está con la propietaria desde más de veinte años y tenía reservas de energía y J.J. Montes lo salvó, pero si llega a ser una planta más delicada no la arreglaba ni el médico chino...
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Muy buen resultado, enhorabuena al doctor y a la propietaria :)

    ResponderEliminar