domingo, 29 de julio de 2018

FICUS TIGERBARK DESDE ACODO...

Hola amig@s

El siguiente arbolito es el resultado de varios años de trabajo a partir de un acodo aéreo que le hice a mi Ficus cobaya, un Ficus microcarpa, variedad tigerbark, al que llamo así porque  me ha servido para experimentar y conocer mejor la especie...


 

 Durante una visita al Centro de Bonsái El Valle, de J.J. Montes, preparamos el acodo...


Pasados unos meses, la rama ya había generado sus propias raíces y separé el acodo del árbol madre...


Como se puede ver, tenía bastantes raíces finas. Al ser un acodo no tenía raíz pivotante...
 

Un par de años en maceta de entrenamiento...
 

Y primer trasplante a maceta de bonsái, usando ya akadama y picón...
 

A continuación pinzado, defoliado y primer alambrado...


Lo dejamos tirar un año más...


Otro pinzado, otro defoliado y un nuevo alambrado, esta vez bajando la altura del árbol...


Seguimos colocando ramas...


Empezando a brotar después del pinzado y defoliado...


Este año, además del abono sólido Hanagokoro le he añadido un abono líquido orgánico y ha tirado con más fuerza que en años anteriores. Esta foto es de esta tarde...


P.D. Controlando las raíces durante los trasplantes, se ha conseguido un buen nebari y tras años de continuos pinzados y defoliados, el árbol ha corregido la triangularidad, ha ganado conicidad, movimiento y ha conseguido densificar y engordar el tronco. Sin embargo, no he conseguido que brote en la primera curva a la derecha, por lo que tendré que injertarle una rama. Falta densificar el ápice y redondearlo. Le quedan años de trabajo por delante, pero en mi opinión, está en el camino de convertirse en un bonito Shohin.

Saludos


3 comentarios: