domingo, 8 de enero de 2017

KEISHA EN GRAN CANARIA II

Hola amigos

Estas Navidades y como ya viene siendo habitual en los últimos años cada vez que viene a Gran Canaria,  he recibido de nuevo en casa la visita de Salva, del blog  de Keisha.

La que comenzó siendo una relación de camaradería a través de nuestros blogs como con muchos de ustedes, se ha convertido, o así lo considero yo,  en una relación de verdadera amistad. Sin duda alguna, ha sido una influencia muy positiva y de no ser por él continuaría perdido en este mundillo. 

Como siempre, Salva venía con las ideas bien definidas y los trabajos perfectamente planificados, por lo que teníamos que aprovechar la jornada. 

Una cosa que he aprendido es que los calendarios de trabajo en Canarias no sirven para mucho y que son los propios árboles los que nos indican cuando pueden ser trasplantados. Pese a estar a finales de diciembre, teníamos temperaturas superiores a los 20ºC y muchos árboles estaban empezando a brotar y otros estaban ya hinchando yemas, por lo que estábamos decididos a hacer varios trasplantes. Había mucho trabajo por hacer y desde muy temprano nos pusimos manos a la obra.

Empezamos por un precioso Ullastre, que compré hace un par de años por recomendación suya. Tenía el substrato agotado y le costaba mucho drenar, por lo que había que trasplantar cuanto antes.


A continuación nos pusimos con la Duranta, que también tenía el substrato agotado y pedía un trasplante a gritos. Aproveché para cambiarle el frente, pero esto lo contaré detenidamente en una próxima entrada...


Si bien en anteriores visitas era Salva el que trabajaba mientras yo me limitaba a observar atentamente, en esta ocasión y ante la mirada atenta del "Maestro" el trabajo lo realizamos al alimón. Mientras el trasplantaba el ullastre, yo desalambraba la Duranta y le hacía una poda de aclareo y mientras el seleccionaba ramas en el Nejikan ...

  
 yo trasplantaba mi nuevo Gynkgo...


También hubo tiempo para seleccionar ramas e injertar un nuevo ápice a mi Ficus Cobaya...




Como ven, no hemos tenido tiempo para aburrirnos y ya tengo ganas de que Salva vuelva a Gran Canaria, para volver a disfrutar de una nueva jornada de bonsái entre amigos.

P.D.Estos dos últimos árboles, el Granado Nejikan y el Gynkgo Biloba, llegaron a casa en forma de regalo de Navidad hace apenas una semana y los presentaré en sociedad convenientemente de forma individual en próximas entradas del blog, explicando detalladamente los trabajos que se les ha hecho.

Saludos



6 comentarios:

  1. Buenas noches Ishi, celebro leerte de nuevo, en primer lugar feliz 2017, buenos arboles y buen clima y tambien buena compañia, grata visita de Salva un abrazo para ambos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz 2017 a tí también, amigo. Buen tiempo, buenos árboles y buena compañía. Qué más se puede pedir? Efectivamente pasamos una mañana de bonsái muy agradable, que espero que se repita pronto. Muchas gracias y saludos para todo el equipo del Mayto Sam

      Eliminar
  2. Así da gusto trabajar. Ya estoy esperando la entrada de la duranta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Loli. Desde luego que el bonsái en compañía es mejor aún, si cabe. Desde que se recupere un poco prepararé la entrada de la Duranta. Está un poco amulada, pero es que se llevó un buen tute.
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  3. Gran día el que pasamos, compartir el Bonsai entre aficionados es la caña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí, Salva. Se nos hizo corto. Un gusto compartir esta afición con amigos como tú.
      Un abrazo

      Eliminar