domingo, 6 de abril de 2014

LEPTOSPERMUM SCOPARIUM Ó ÁRBOL DEL TÉ NEOCELANDÉS...

Hola amigos

Hace un par de semanas, en otra visita a un vivero próximo a mi domicilio, encontré una pequeña maceta que contenía un pequeño arbolito, de apenas 15 cmts. de altura y llena de unas pequeñas hojas puntiagudas. Tenía algunas flores que parecían rosas en miniatura. La corteza del pequeño tronco tenía ya aspecto envejecido. La etiqueta ponía Leptospermum scoparium.


Nada más llegar, me puse a buscar información por internet y descubrí que el Leptospermum scoparium ó Árbol del té neocelandés es un arbusto nativo de Nueva Zelanda, Australia y Malasia. Tiene fama de ser la última moda en bonsais complicados, pero que reúne todas las características para ser cultivado como bonsai, especialmente como shohin o mame. Traducido al Roman Paladino quiere decir que tiene tronco de aspecto envejecido, multitud de preciosas flores diminutas y hojas perennes, pequeñas y puntiagudas, pero que desgraciadamente conseguir que sobreviva es complicado, a menos que seamos capaces de reproducir fielmente sus condiciones climatológicas de origen. Vamos, que otro reto para mi colección. 

Necesita mucha luz y temperaturas nunca inferiores a -15ºC, pero es el riego el que entraña más riesgos. El substrato tiene que estar uniformemente húmedo, por lo que no se debe dejar secar mucho entre riegos. De hecho, la falta de agua es la manera más fácil de matarlos, cosa que puede suceder en cuestión de horas. Pero esto no es lo peor, pues son especialmente susceptibles a la podredumbre de raíces, por lo que necesitan un substrato drenante, pero que al mismo tiempo conserve la humedad. 


Este sábado lo trasplanté. Dado el pequeño tamaño de las raíces lo ideal habría sido plantarlo en una mezcla de picón y akadama de grano fino, pero, como no tenía akadama, utilicé una mezcla de mi substrato habitual (tierra vegetal y picón) a la que le añadí una buena cantidad de corteza de pino,que venía en la maceta original.  Es recomendable hacer una poda ligera de raíces en cada trasplante. Simplemente recortar las raíces del fondo y laterales, sin intentar desenredarlas. En el siguiente trasplante se puede recortar una pequeña zona lateral del pan de raíces. El cepellón puede ir reduciéndose de esta forma, poco a poco. A veces se recomienda trasplantar a finales de invierno antes de que comience el nuevo crecimiento...


El nuevo crecimiento debe pinzarse tanto como se necesite. Hay que tener especial cuidado durante la poda, ya que raramente brotan de madera vieja. Cortar más allá de las últimas hojas de una rama probablemente significará su muerte. Los Leptospermum responden bien al alambrado, pero trasplantar, podar y alambrar debe realizarse en momentos diferentes para no estresar a la planta.

Un ligero recorte...


Y así quedó, en una maceta de entrenamiento, donde estará un par de años...



Decir que en Canarias el clima es similar al de Australia, Nueva Zelanda o Malasia puede parecer una broma, pero tengo la sensación de que con algunas precauciones puedo conseguir que al menos sobreviva una temporada. De momento, resiste...

Saludos
.

20 comentarios:

  1. Interesante especie esta. Pequeñas hojitas y bonitas flores. Creo que podrías haber sido más severo en esa poda.

    Un abrazo, Ishi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Yoyo. Parece interesante por las características morfológicas, veremos si el cultivo acompaña. Yo también creo que podía haberlo cortado más, pero leí que junto al trasplante no se debería hacer ninguna otra operación traumática.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Estando atento, no creo que tengas problemas. Por aquí lo he visto en los jardines y va bien. Suerte con él.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Martín. Yo creo que estando atento, especialmente al riego, no debo tener problemas. Le temo especialmente al verano.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Veo que te has propuesto un nuevo reto, estoy seguro de que te va a salir bien, en ese clima por lo que dices y prestando atención al riego....
    Ya nos mostrarás como va evolucionando.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Luis. El reto más importante es mantenerlo vivo. Espero no despistarme con el riego.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Como dices son sujetos un tanto especiales para ser tratados como bonsái. En mis comienzos recuerdo haber practicado con alguno y la experiencia no ha sido muy positiva...el día que encuentre uno que me guste tendré que volver a probar. Espero que ese tuyo reacciones bien a los trabajos que le has hecho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan. Efectivamente lo complicado es su cultivo como bonsai, en los jardines no suele haber problemas. De momento solo lo he trasplantado y le he hecho un ligero recorte. Veremos si tira.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Suerte con el Ishi, yo no lo conozco, pero tu experiencia nos servirá a todos. No dejes de mostrar su evolución.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Daniel. Para mí también es nuevo. Iré mostrando la evolución.
      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  6. No lo conozco, suerte con él, Como dice Juan aprenderemos todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Loli. Lo utilizaremos para aprender. Iré colgando su evolución.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Tampoco conozco mucho de la especie, aunque alguno he visto (en jardines, sobre todo). Supongo que si acusa tanto la falta de agua será de crecimiento rápido, por lo que tendrás que estar pendiente a regar adecuadamente y a pinzarlo. Por ahora que descanse y seguiremos su evolución.
    Un abrazo. César.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, César. Yo no lo había visto nunca y creo que, como dices, lo más importante es estar atento al riego. Ahora tranquilidad y buenos alimentos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Yo la verdad que ni lo conocía,no tenia ni idea.
    Pero Ishi tu eres la leche,te atreves con todo lo que se te ponga a mano,por lo menos para practicar esta bien y coger experiencia a lo que sea y especie,aunque yo soy igual,jajajaja,es broma!!!.
    Un abrazo y mucha suerte con el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Jose. En el instituto tenía un profesor de Lengua que decía que la ignorancia era atrevida...Probablemente por eso me atrevo con todo. Lo prudente, dado mis limitados conocimientos sería tener tres o cuatro arbolitos, pero no puedo controlarme...
      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  9. Hola Ishi,
    veo que te estás haciendo con una colección de especies no muy conocidas en bonsai. Por lo de las flores y la forma y tamaño de sus hojas, me recuerda un poco al cotoneaster.
    Ya nos irás contando tus progresos con esta especie que por lo que veo tiene unas flores muy bonitas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos. Estoy en esa etapa en la que compro todo lo que se me pone a tiro. Quizás por la forma sí pueda parecer un cotoneaster, pero las hojas son alargadas. Iré colgando fotos con su evolución.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. No conozco la especie, aunque si he intentado trabajar plantas de esas latitudes... con el clima de mi tierra no aguantan el invierno... pero tu clima es mejor para ellas...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias, Fran. Ya lleva casi un mes por aquí y de momento no se resiente. Espero que tire bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar